Material de construcción eficiente PassivHaus y ECCN
Material de construcción eficiente PassivHaus y ECCN

Blog

  • Linkedin
  • Facebook
  • Twitter

09.01.2019 Actualidad

Claves para una óptima eficiencia energética en edificios

Claves para una óptima eficiencia energética en edificios

A menudo desconocemos la cantidad de energía que desperdiciamos a diario, así como la fuente de procedencia de la misma. Por eso, en este artículo vamos a hablar de la eficiencia energética en edificios, viviendas, hospitales y en el resto de edificios públicos. También vamos a proponer las claves para optimizar este concepto.

¿Qué es la eficiencia energética?

Cuando hablamos de eficiencia energética nos referimos a la práctica cuyo principal fin es el de reducir el consumo de energía. Se trata de optimizar su empleo para que, de esta forma, consigamos producir más utilizando para ello este recurso en la menor medida posible.

Claves para conseguir una buena eficiencia energética

Asimismo, empleando con sentido la energía también conseguimos que el impacto de su generación en el medioambiente sea menor. La eficiencia no solamente depende de nuestra actitud como consumidores, sino también de algunas prácticas relacionadas con la construcción de los edificios.

En este sentido, a continuación vamos a exponer algunas de las claves que contribuirán a lograr una buena eficiencia energética: aislamiento, puentes térmicos, ventilación y hermeticidad.

Aislamiento

Cuando abordamos la eficiencia energética en edificios y viviendas nos referimos a su capacidad para aislar el ambiente interior del exterior. Atendiendo a la localización, a la orientación geográfica o a los materiales de construcción de los edificios su eficiencia varía.

No obstante, mejorar este aislamiento térmico al que nos referimos es sencillo y para ello, es necesario llevar a cabo lo que se conoce como una rehabilitación energética. Se puede efectuar en diferentes partes como suelos y techos, fachadas, cubiertas, instalaciones y tuberías y tabiques interiores. Con ello, conseguimos reforzar la envolvente, si bien debemos considerar otros elementos como cerramientos y ventanas.

Puentes térmicos

Hablamos de zonas de la envolvente de un edificio (puntuales o lineales) en las que se produce una variación de la resistencia térmica, donde se rompe la superficie aislante. En ellas se transmite más fácilmente el calor, lo que se traduce en pérdidas que influyen negativamente en el aislamiento y, por tanto, en la eficiencia energética del mismo.

Ventilación

El sistema de ventilación juega un papel determinante en la reducción del consumo energético. Es recomendable que el que instalemos aporte un caudal de aire exterior suficiente y, al mismo tiempo, que garantice la extracción y expulsión del aire viciado por los contaminantes, así como el control de la humedad interior.

A la hora de abordar un proyecto de construcción eficiente acorde a lo que contempla el Código Técnico de la Edificación contamos, principalmente, con dos opciones principales: la ventilación híbrida o la ventilación mecánica. La primera consiste en un sistema controlado en el que, cuando las condiciones de presión y temperatura ambiental son favorables, la renovación del aire se produce de manera natural, mientras que cuando resultan desfavorables se activa la extracción mecánica favoreciendo la ventilación forzada. En la segunda, la renovación del aire tiene lugar mediante el funcionamiento de aparatos electromecánicos.

Hermeticidad

La hermeticidad resume su función como la piel de un edificio y debe controlar la estanqueidad, evitando así, el paso incontrolado del aire y el viento, tanto en el caso del estándar Passivhaus, como en cualquier tipo de construcción eficiente. Esta necesidad resulta fácilmente entendible y justificable; a pesar de ello, es habitual escuchar que las juntas mal selladas en una construcción “ayudan a mejorar” la ventilación de un edificio.

clasificación energética de edificios

¿Cómo se mide la eficiencia energética de un edificio?

Para medir la eficiencia energética en edificios debemos calcular la energía que consume anualmente en condiciones normales de uso y ocupación, teniendo en cuenta todos los servicios utilizados de manera habitual con el objetivo de cubrir las necesidades de sus habitantes y mantener las condiciones de confort, tanto a nivel térmico como de iluminación, así como la calidad del aire interior.

Clasificación energética de un edificio

Estos datos nos permiten obtener unos valores finales de consumo, que se miden en kilovatios hora por metro cuadrado, y de emisiones de CO2, que se miden en kilogramos por metro cuadrado. Valores finales que se corresponden con una letra dentro de la escala de eficiencia energética, en la que la A es la mejor calificación posible en términos de eficiencia y la G, la peor.

Certificado de eficiencia energética de viviendas y edificios

La clasificación energética de un edificio ha de llevarla a cabo un técnico competente, capacitado para redactar este documento oficial en el que se incluye la información objetiva sobre las características energéticas de los inmuebles.

La etiqueta energética asigna una calificación comprendida entre la A y la G prestando atención a los valores finales de consumo obtenidos. Se trata de un certificado obligatorio, salvo excepciones, para propietarios de inmuebles sujetos a operaciones de compraventa o alquiler.

certificados energéticos de energia

Consejos para ahorrar en la factura energética

Ahorrar en la factura energética pasa por reducir las pérdidas de energía, utilizarla adecuadamente y generarla de manera eficiente.

Reducir la pérdida de energía

Evitar o reducir los puentes térmicos es una tarea que debemos acometer para contrarrestar estas pérdidas, mediante la aplicación de soluciones constructivas que nos ayuden a conseguir lo que se conoce como la rotura de los puentes térmicos. Esta circunstancia posibilitará evitar que la cara interior y la exterior tengan contacto entre sí, intercalando materiales que no sean conductores del calor.

Utilizarla de forma eficiente

La modificación en nuestros hábitos de consumo, la correcta elección de electrodomésticos y equipos de calefacción, la adecuada utilización de la iluminación y una construcción bioclimática son algunos de los principales factores que pueden contribuir a que consigamos ser consumidores eficientes y, por tanto, notemos un ahorro considerable en nuestra factura energética.

Generar energía de forma eficiente

Generar energía de forma eficiente implica que nos sirvamos, en la medida de lo posible, de las energías renovables, conocidas también como energías alternativas. Para facilitar a la eficiencia energética en edificiosviviendas edificios públicos como hospitales debemos concienciarnos y asegurarnos de que su producción reduce, en la medida de lo posible, las emisiones de CO2 y contribuye a proteger el medio ambiente.

  • Linkedin
  • Facebook
  • Twitter

Categorias de noticias:

Zendher Ventilación Passivhaus
Mage Componenetes para cubiertas
Wienerberger Material de construcción
Monier tejas
Siga Hermeticidad
Bestwood Aislamiento
Flir Sisitemas de termografía
Blowerdoor Passivhaus
Blowerproof membrana líquida par hermeticidad

OnhausC/ Aizoain 10, Planta Baja
31013 Ansoain
Navarra

+34 948 123 713info@onhaus.es

  • Onhaus Linkedin
  • Onhaus Youtube
  • Onhaus Facebook
  • Onhaus Twitter
  • Onhaus Google+

Suscríbete a nuestro boletín Y recibe información sobre el sector.